¿Sabías que Venezuela tiene un territorio en reclamación?

Venezuela tiene un territorio en reclamación que comprende la región de Guayana. La Guayana Esequiba es el nombre del territorio comprendido entre los ríos Cuyuni y Esequibo. Posee una extensión territorial de 159.500 km² que la República Cooperativa de Guyana administra como propio. A excepción de la parte oriental de la isla de Anacoco que según la posición guyanesa fue anexada por Venezuela en 1966. Por su parte, la posición venezolana sostiene que está fuera del área en litigio, y cuya soberanía es reclamada basándose en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Venezuela reclama el territorio como propio y, en sus mapas, el área suele aparecer rayada oblicuamente o con la leyenda: ZONA EN RECLAMACIÓN. Este territorio está sujeto al Acuerdo de Ginebra de 17 de febrero de 1966. El territorio es reclamado como parte integrante de la jurisdicción del Estado Bolívar. En principio se concibió como un acuerdo transitorio hasta llegar a la sentencia definitiva. Muchos lo consideran como “un acuerdo para llegar a un acuerdo” por lo que el área en reclamación se encuentra bajo la autoridad del gobierno de Guyana hasta que no se resuelva algo diferente conforme al tratado. En el siguiente enlace leer más información acerca del territorio de Guayana Esequiba.

 

 

Qué sabemos del inicio del conflicto por el Esequibo

El 2 de febrero de 1897, los gobiernos de Estados Unidos de Venezuela y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, firman un acuerdo. Ambos países consienten en arreglar, amistosamente, el problema de límites entre Venezuela y la colonia, Guayana Británica. Para tal fin, sometieron la disputa a un Arbitraje.

El 3 de octubre de 1899, el Tribunal de Arbitraje sentenció la demarcación fronteriza entre Venezuela y la Colonia británica, en los siguientes términos:

“Principiando en la costa a la Punta Playa la línea de demarcación correrá por línea recta a la confluencia del Río Barima con el Río Mururuma, y continuará por el medio de la corriente de este río hasta su fuente, y de este punto a la unión del Río Haiowa con el Amacuro, y continuará por el medio de la corriente del Amacuro hasta su fuente en la Sierra Imataca y de allí al Sudoeste por las cimas más altas del espolón de la Sierra Imataca hasta el punto más elevado de la cordillera principal de dicha Sierra Imataca en frente de la fuente del Barirna.

De allí seguirá la cima de dicha cordillera principal, al Sudeste, hasta la fuente del Acarabisi, y de este punto continuará por el medio de la corriente de este río hasta el Cuyuní, y de allí correrá por la orilla septentrional del río Cuyuni al Oeste hasta su confluencia en el Wenamu y de este punto seguirá el medio de la corriente del Wenamu hasta su fuente más occidental.

Y de este punto por línea recta a la cumbre del Monte Rorairna, y del Monte Roraima a la fuente del Cotinga, y continuará por el medio de la corriente de este río hasta su unión con el Takutu, y seguirá el medio de la corriente del Takutu hasta su fuente y de este punto por línea recta al punto más occidental de la Sierra Akarai, y continuará por la cúspide de la Sierra Akarai hasta la fuente de Corentín llamado Río Cutari”.

 

Más adelante, la sentencia arbitral decide que:

“…en tiempos te paz, los Ríos Amacuro y Barima quedarán abiertos a la navegación de los buques de comercio de todas las Naciones salvo todo justo reglamento y el pago de derecho de faro u otros análogos, a condición que los derechos exigidos por la República de Venezuela y por el Gobierno de la Colonia de la Guayana Británica con respecto del tránsito de buques por las partes de dichos ríos que respectivamente les pertenecen, y fijen a la misma tasa para los buques de Venezuela y los de Gran Bretaña, la cual no excederá a la que se exija de cualquiera otra Nación”.

El verdadero territorio en reclamación

Y ha sido un largo litigio por el territorio en reclamación que al al día de hoy parece estar olvidado. En mi opinión personal los venezolanos tenemos que empezar por recuperar nuestro propio país que está secuestrado por la corrupción que lo sumerge en un profundo barril sin fondo. Es nuestro deber como venezolanos actuar con los valores y la ética que nos formaron en la escuela y es desde abajo que tiene que producirse el cambio, desde la base de la sociedad para poder cambiar el sistema que nos ha llevado por caminos turbios y oscuros, empañando el hermoso cielo azul que nos cubre. Sin duda el territorio venezolano posee una tierra hermosa, con un clima privilegiado en todas sus regiones, donde puedes disfrutar de las cuatro estaciones en Venezuela.

 

Kaiser S

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

#Entrevista a Javier y Ángeles del blog Datils & Tours

Mar Abr 21 , 2020
Javier y Ángeles han recorrido España, Europa y África buscando esa gran aventura que solo viajando se puede encontrar, son una pareja dinámica y viajera que nos cuentan sus anécdotas, consejos y experiencia gastronómica en su blog Datils & Tours. Me siento contenta por conocerles a través de este medio […]