Categories Venezuela

#Poema

 

Si bien es cierto que viajar nos da la posibilidad de conectarnos con lugares especiales, también esos sitios pueden ser escenas de eternas promesas y vivencias que se convierten en momentos únicos e inolvidables. Esta es la primera vez que me atrevo a compartir un poema que me trae muchos recuerdos hermosos que viví en Caracas, bajo la inmensidad del Cerro El Ávila.

 

Paisaje

 

Quiero pintar nuestra historia sobre el lienzo.

 Usaré azul para dibujar un cielo inmenso que nos cubre,

de blanco difuminado una hermosa cascada

 que desciende de la gran montaña verde.

 De rojo pintare un corazón que por ti

de amarillo el sol que nos ilumina a diario

Aplicaré el color canela para marcar

todos los caminos que me llevan a ti

Y dibujaré un gran círculo plateado

es la luna que nos refleja su luz en la noche.

 

 

El Ávila y su magia

Esta maravillosa montaña es un icono de Caracas y tiene muchísimos lugares de interés como el teleférico y  Galipan. Hay una cascada maravillosa que tiene una caída libre de energías positivas y te hace olvidar del estrés propio que hay en una ciudad capital. Si quieres leer más sobre El Ávila puedes hacer click en el siguiente enlace Cerro El Ávila es el lado amable de Caracas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *