Categories ApureSan FernandoVenezuela

Poema de un llanero

Ser llanero es un sentimiento profundo de amor por las sabanas, por las vivencias del propio llano. Vengo de Apure inmenso llano majestuoso ubicado al sur de Venezuela, considerado por muchos como el más criollo y mi crianza ha sido con los valores y la cultura del pueblo apureño. Esas vida del llanero se conjuga con el trabajo, la música y la poesía que comparte con su projimo en los momentos de esparcimiento. Hoy quiero compartir un poema que escribio mi padre Francisco Solano hace 10 años, en el que refleja la idiosincrasia llanera que llevó con el durante toda su vida.

Coplas llaneras dedicadas a my friend

Voy a recordar unas coplas
de tiempos cuando era viajero,
cuando andaba por mi llanura
trotando potro serrero.

Por que tú, Kaiser Solano,
tu lo puedes hacer,
deléitate con mis versos
compréndelos bien my friend.

Reflexiona sobre mis hazañas,
no por travieso,
cuando nadaba a la par de un caimán
por las costas de Río Negro.

Para domar un caballo
bastaba unos buenos frenos,
pero para enfrentar un caimán
había que ser muy ser muy sereno,
pero para ese entonces
no había conocido el miedo.

Que lindo y gracioso es el llano
largo y ancho son sus suelos
pero me faltan palabras
para poder contenerlo.

Devastadoras son sus sabanas
donde el toro corre, brama, pita y manda
grandes ríos cruzan sus pajonales
cuando presionan sus corrientes
y hablan por sus ruidos los raudales
como cuando un jinete lanza una copla
para decir algo en aliento de su alma.

No es para menos el gemir del chigüire
el bullicio de las chenchenas,
el inesperado grito del carrao
y el vuelo de la garza blanca.

Así es mi llano compadre,
me satisface andar y pensar en el,
lo difícil es entenderlo
y mucho más explicarlo,
deseo entender el idioma
para poder consagrarlo.

Francisco Solano 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *