Playa de Xilo la bahía que me ha enamorado

Hay lugares que tienen una energía tan maravillosa como la Playa de Xilo la bahía que me ha enamorado, donde en lo particular pude sentir una buena vibra que me llenó de mucho optimismo mi ser. La fuerza del mar es impresionante, es tan potente que puede romper las piedras, pero que al mismo tiempo puede ser tan apacible, con una calma y serenidad a tal punto que las acaricia.

Asturias es una de las zonas más bellas de España, donde siempre la vegetación suele estar verde, porque posee un clima oceánico lluvioso, con un viento que proviene del oeste que trae masas de aire húmedas que pueden ser tropicales o polares. Por esa razón me encontré en la Playa de Xilo la bahía con esas magnificas montañas verdes que tanto amé. El paisaje está conformado por esos colores verdes de las montañas, el tono marrón de las piedras y el azul del mar es alucinante.

La playa de Xilo también es conocida como playa Veneiro, es un paraiso casi secreto. Para mi fue una gran sorpresa para mi llegar hasta ese lugar, porque iba buscando la playa Aguilar que está literalmente al lado. Estas playas pertenecen a la localidad de el Castiello, donde se encuentra el consejo asturiano de Muros de Nalón. Estuve ahi como travesía de la etapa del Camino de Santiago por el Camino del Norte que hice por Asturias.

Cómo llegar  a este paraíso

Para llegar hasta la Playa de Xilo la bahía o la playa Aguilar tienes que recorrer 2 kilómetros por una carretera bajando desde Muros de Nalón. Se puede llegar fácilmente en bici o andando. Aunque subir la cuesta de vuelta puede ser un poco fuerte pero te aseguro que tendrás tal nivel de satisfacción por haber disfrutado de la playa que se te hará leve el retorno.

El primer encuentro con la playa de Xilo lo percibirás desde el mirador, desde donde puedes ver su grandeza y encantador paisaje. Desde ahí no dudé en bajar las largas escaleras para llegar a la playa. Cabe resaltar que esta playa no tiene resguardo ni salvavidas por lo que es necesario ser lo más precavido posible. Otra dato curioso de la playa de Xilo es que tiene al menos un metro de arena y la demás superficie está compuesta por cantos rodados o guijarros que son fragmentos de roca pulidos y sueltos, los cuales se supone que han llegado hasta allí con las corrientes de agua.

Confieso que esta ha sido la primera vez que he visto al mar Cantábrico que baña la costa norte de España. Y ha sido el cuarto mar que he conocido porque he estado en el mar Caribe, el Mar Adriático y el mar Mediterráneo. Puede decirse que el mar Cantábrico conforma un mar de transición entre los mares fríos del norte y los templados del trópico, por ello su composición es bastante especial.

Puedes ver el video de mi viaje por el Camino de Santiago en bici por Gijón, Avilés y Muros de Nalón.

Kaiser S

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Qué ver en Madrid en un día

Mar Jul 23 , 2019
Madrid es una de mis ciudades favoritas del mundo mundial, por ello te quiero recomendar Qué ver en Madrid en un día. He recorrido muchas veces y cada experiencia es especial porque siempre me sorprende con algo nuevo o fuera de serie. En esta oportunidad he realizado un día de […]