Categories aventuraemociónEuropaFranciaViajeraViajes

El viaje soñado a París

París es una ciudad a la que mucha gente sueña ir con su gran amor; pero… ¿y si ese amor aun no ha llegado a tu vida? – no te puedes quedar esperando para viajar a la ciudad más hermosa de Europa.

 

Al llegar a París lo primero que te impactará es el Aeropuerto Charles de Gaulle, el cual es el segundo con mayor tráfico de pasajeros en Europa y es uno de los más importantes centros de aviación en el mundo. Es un aeropuerto inmenso que cuenta con tres terminales. 

¡Olala París!

Caminar por las calles de París es un viaje soñado, que lo volvería hacer mil veces si tuviera la oportunidad. Aunque ya han pasado dos años de mi viaje a la capital francesa, aun tengo los recuerdos en mi memoria como si hubiera sido ayer.

 
Mi hospedaje quedaba ubicado cerca del Teatro de la Opera. Y de ahí anduve en metro y caminando por toda la ciudad. Como la mayoría de los viajes que hago, en este viaje anduve con dos amigas viajeras. Esta vez no anduve en City Tour y me siento orgullosa por haber transitado libremente (sin perderme) por todas partes. Cuando vean la imagen de las líneas del metro de Paris entenderán las razones de mi emoción, puesto que tiene muchas líneas, conexiones, paradas, realmente es inmenso. Para una latina acostumbrada al metro de Caracas, el metro de París es un gran laberinto.
En verano el clima en París es fresco, puedes andar con ropa cómoda. Así me dispuse a caminar por los campos Elíseos (Champs Elysees)  hermosa avenida en la que se encuentran ubicados edificios de arquitectura francesa.
 
Además, por ahí puedes visitar la famosa tienda Louis Vuitton en la que los precios mínimos oscilan entre 2000 euros por un monedero y 8000 euros por una cartera en la que se desborda la vanidad y lujo. Confieso que no compre nada, porque era la billetera o regresar a Venezuela, preferí volver a mi patria.

El Arco del Triunfo

Más adelante, caminando por esa misma vía, se encuentra el Arc de Triomphe (Arco del Triunfo) sobre la plaza Charles de Gaulle. El famoso arco tiene una altura de 50 metros, y no sé por qué razón yo pensaba en la posibilidad de que existiera un ascensor para subir a lo alto del arco. 
 
Pero… no es así, fue una ilusión cómoda que tenia, pues luego de comprar la entrada tuve que subir una escalera en forma de caracol altísima, ya les dije que son 50 metros. Como tres metros antes de llegar a la cúspide hay una zona de descanso donde te encontrarás con gente con la “lengua de corbata” por el cansancio pues es un gran esfuerzo físico el que hay que hacer para subir las largas escaleras.
Al estar en la cúspide me di cuenta de que verdaderamente valió la pena tanto esfuerzo en subir, porque pude disfrutar de una vista panorámica de París, y ahí vi por primera vez a la Torre Eiffel. Dentro del Arco se encuentra un museo que explica su historia y construcción. Vale decir que sobre las caras exteriores del Arco están grabados los nombres de grandes revolucionarios y las victorias militares de Napoleón I. Rápidamente ubique el nombre de Francisco de Miranda (aparece su apellido). Desde lo alto del Arco del Triunfo divisé el camino hacia la Torre Eiffel, hasta donde nos fuimos caminando.

La maravillosa Torre Eiffel

Ya era de tarde, por lo que tuve el placer de ver a la famosa torre bajo el cielo azul y luego bajo las estrellas. Ahí estábamos frente a frente, primero sentada a orilla del rio Sena, y luego sentada en lo que quedaba de la gramita del Campo de Marte, pues por ser verano estaba seco.
 
Fueron muchas las fotos con la Torre Eiffel, un icono de París. La Dama de Hierro como la llaman algunos es realmente atractiva, icono de la moda, asociada con lo fashion.
 
Me encantó en la noche cuando se iluminaba, la gente aplaudía, fue muy emocionante. El Campo de Marte es un sitio turístico por excelencia que es visitado por gente de todas partes del mundo que van a conocer a la Torre Eiffel, es propicia la ocasión para brindar por estar en París, por estar frente a la famosa torre, por ello hay vendedores ambulantes de champagne o un buen vino.

El Museo de Louvre

Hay muchísimos lugares interesantes que visitar en París. Uno de ellos es el Museo de Louvre, el cual necesitaras más de un día para poder apreciar todas las obras de arte, una de las más famosas es La Gioconda (La Joconde en francés), también conocida como La Mona Lisa, es una obra pictórica del pintor renacentista italiano Leonardo da Vinci.
 
Otro sitio interesante es el Hôtel de Ville de París (en francés) el cual alberga las instituciones del gobierno municipal de París. El mismo se ubica frente a la Plaza del Ayuntamiento (Place de l’Hôtel-de-Ville, anteriormente llamada Place de Grève). Al Hôtel de Ville de París fui a parar solita mientras buscaba una tienda, ya que las otras viajeras andaban visitando otros lugares. Como les dije fue interesante y divertido andar en el metro de París.
Algo muy peculiar es que cuando viajas a  un lugar donde no hablan tu idioma se hace difícil comprender, por eso te recomiendo que lleves un traductor. En mi caso particular, son pocas las palabras que se decir en francés: boujour, mercy, olala; la famosa frase de la canción Lady Marmalade “voulez vous coucher avec moi ce soir” que, quizás, si la hubiera dicho en mi viaje me hubiera quedado con estos dos chicos en París.

3 thoughts on “El viaje soñado a París”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *