Así me metí en la Cueva del Agua en Murcia

Con mucha ilusión y entusiasmo por la aventura, llegué hasta la famosa Cueva del Agua que está dentro de la llamada Cabeza del Gordo. Esta fue mi máxima aventura cuando estuve en Murcia, en mi recorrido por la Comunidad Valenciana.

Para mi los lugares cerrados me causan un poco de claustrofobia, además esa sensación de miedo a lo desconocido, a la oscuridad, a lo que pueda ocurrir dentro de la cueva, la tuve siempre conmigo. ¿Y si hay un fantasma?, ¿Y si hay un asesino en serie? me preguntaba a mis misma al entrar, porque en las películas se ve que todo va normal y luego pasa lo inesperado. Asi que entré a la cueva con un poco de recelo pero con mucha valentia y ganas de descubrir su interior.

Afortunadamente no pasó nada extraño durante mi recorrido por la cueva, no vi ningún fantasma, ni tampoco me esperaba ningún asesino en serie. Al contrario, al caminar por el túnel, ya dentro de la mina me encontré con una especie de lago interno de agua dulce, por eso es que se llama La Cueva del Agua. 
El agua se encuentra a más de 100 metros de altitud sobre el nivel del mar, y se desconoce su origen; no se sabe si es fruto de la acumulación del goteo vertical durante los meses de invierno, o se trata de “un sifón”. Es decir, agua que sale por el fondo de la gruta, pero que su origen está más lejos en el interior del complejo kárstico. 

Mis mas sinceras recomendaciones es que hagan la ruta con la ropa más cómoda posible, lleven varias linternas, una mochila pequeña, sean pacientes y disfruten de las sensaciones que produce el lugar. Pueden bañarse en la Cueva del Agua pero tomen sus previsiones. Nos vemos caminando por ahí.

Ubicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *